jueves, 30 de mayo de 2013

Una de baberos

Campanilla babea mucho, pero mucho mucho, y en la mochila de la guardería le meto dos baberos: uno para la comida y otro para que no se moje la ropa durante el resto de la mañana.
La cuestión es que utilizo baberos de Mercadona, Primark, etc y chicas, para comer me da igual pero para lo demás se ven muy feicos cuando llevan unas cuantas lavadas.





Así que cogí un retal que tenía de una tela de Ikea, unas toallas baratísimas y malísimas de la misma tienda que estaban sin estrenar, corté, hilvané, cosí y....


Me limité a coger un babero comprado, copiarlo en papel y ampliarlo un poco porque lo quería un pelín más grande.

Pasé el contorno a la tela y a la toalla procurando centrar las flores y cosí enfrentando los derechos.



Cosí a máquina dejando unos cuatro dedos abierto para poder darle la vuelta y luego rematé a punto escondido.

Para terminar le he puesto velcro, un buena planchada y listo.

Más rápido y fácil imposible.


5 comentarios:

  1. Mira que apañadica, bien chulis que son. Y con esa tela están genial.

    Un besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo no he hecho nada! Todo el mérito es de la tela que es muy chula!

      Eliminar
    2. Pues pásamelos anda que si se cosen solos me interesan...jajajaja

      Eliminar
  2. Que bonitos te han quedado!Me encanta el de la flor roja!
    Cuando puedas pásate por mi blog que tienes un regalito para ti.
    Un besote!

    ResponderEliminar